Cuando una mujer decide formarse como doula

Una vez pensé: "Esto de ser doula creo que me puede interesar...". 
Busqué información y encontré diferentes formaciones. Y me pregunté: "¿Porqué no solo hay una? ¿Cual de ellas tiene más experiencia y prestigio? ¿Estaré eligiendo a la "correcta"?"

          Referente a la figura de la doula está ocurriendo un proceso que como mínimo se presenta interesante, por todos los escenarios que se barajan y por el momento histórico que se da. Si quien lee este texto no sabe de qué estoy hablando, puede escribir la palabra "doula" en algún buscador de internet, y entenderá a lo que me refiero. 
          Veo cómo el debate se ha abierto y eso, por un lado, lo celebro. No era de la manera que yo hubiera imaginado ni preferido, pero sí, está sucediendo.
          Escribo pues desde la ilusión y admiración hacia muchas compañeras que, como yo, estamos realizando un trabajo de reflexión profunda, con la intención de poner orden en el sistema que nos ha tocado vivir. Mujeres que, como yo, algún día sintieron el impulso de formarse como doulas.
 Creado por Ijeab - Freepik.com
Creado por Ijeab - Freepik.com
          En nuestro país, la primera formación de doulas que a mi me consta fue en el año 1999, organizada por un equipo de comadronas, una de ellas holandesa. En Holanda las comadronas que atienden partos en casa ya solían acudir con una doula, y esto las motivó para iniciar una preparación profesionalizada para formar doulas en España, un servicio que asímismo ya empezaban a solicitar ciertas mujeres. Tras la finalización de dos fines de semana intensivos, la docena de alumnas no sabían todavía muy bien qué era eso de ser doula, pero algunas decidieron seguir formándose y, a su vez, formar a otras mujeres.
          Desde ese momento hasta ahora, han surgido cada año formaciones y asociaciones de diferentes colectivos de doulas. Cada una de ellas, con criterios, códigos éticos y miradas propios. Actualmente, existen unas 10 asociaciones de doulas en todo el país (incluyendo baleares y las islas canarias). AmanaDoula es actualmente la asociación española con un origen mas lejano en el tiempo (desde 2007).
          Calculo que un centenar de mujeres cursan alguna formación de doula, cada año en España, pero no todas lo hacen desde el mismo interés. Las mujeres que, como yo, un día deciden formarse como doulas realizan la formación por diferentes motivos. Algunas entran con mucha necesidad de reconectar con sus propias maternidades pasadas, presentes o futuras. Otras buscan extraer herramientas de acompañamiento hacia la Mujer, para aplicarlas en sus actuales profesiones (generalmente profesiones sanitarias y/o terapéuticas). Incluso algunas mujeres se apuntan como aprendizaje hacia sí mismas como madres. Y, finalmente, un porcentaje más pequeño acaba trabajando como doula.
          Si respiro hondo, me vacío unos instantes de todo prejuicio y escribo desde la calma - un estado en el que las doulas solemos llegar al doulaje (acompañamiento a una madre/familia), expreso una petición, deseando que se produzca de una manera calmada y seria. Propongo que cuando se juzgue la figura de la doula (todos juzgamos y tenemos prejuicios de manera natural, forma parte de nuestra humanidad) se recuerde, aunque sea sólo por un instante, que detrás de las doulas hay mujeres que, como yo, algún día se interesaron por esto de ser doula y, tras un proceso de investigación, formación y pràcticas decidieron ofrecer una parte de su vida al servicio de otras mujeres que buscan y precisan compañía en sus maternidades.

Info sobre la formación de AmanaDoula pulsando AQUI

Comentarios

  1. Me ha gustado mucho lo que has escrito. Yo hace un tiempo que siento esta necesidad de acompañar, siento esta llamada. Y quiero formarme para ser doula. De momento estoy empezando un curso de acompañamiento a la maternidad porque el curso de doula se me escapa de mi presupuesto ahora mismo. No se donde me llevará este camino pero espero que a poder ejercer de algo que me llena y me ilusiona. Gracias!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas Gracias Yolanda!
      Respetar nuestros ritmos y aceptarlos nos aporta coherencia y destensión. Feliz viaje!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares